noticias

¿QUÉ ES LEPTOCARPINA?

La Leptocarpina  es una molecula que ha sido la clave de extensas investigaciones centradas en la actividad antitumoral  e hipoglucemiante del metabolito generado naturalmente por el arbusto Leptocarpha Rivularis  o Palo Negro, cuya característica es la baja toxicidad, pero alta especificidad y eficiencia en la inhibición del crecimiento de células cancerígenas (in vivo e in vitro), en diferentes líneas celulares de tumores tales como:

• Linfocitos tumorales (EL-4)

• Mieloma (NSO-2)

• Cáncer cérvico uterino (Hela)

• Melanoma (A-375)

• Ovario (CHO)

• Células epiteliales de carcinoma laríngeo humano (HEP-2)

• Células retículo epiteliales (ITO)

• Mastocitoma (P-815)

• Macrófagos (J774.2)

• Hibridoma productor de anticuerpos antiperoxidasa (4FIO-67)

• Línea celular adenocarcinoma humano de hígado (SK Pet-1)

• Cáncer pulmonar (T 84)

• Adenocarcinoma pancreático: (NP-9)

• Adenocarcinoma pancreático: (NP-18)

• Linfoma histiocítico: (U937)

• Leucemia mieloblástica: (HL60)

• Entre otras

 

Principales Áreas de Investigación.

Estudios realizados por el Dr. Rolando Martinez (Martinez et al., 1995), han determinado que la Leptocarpina posee actividad biológica, la que se traduce en la inhibición de la síntesis de proteínas en células cancerígenas Hela, sin afectar la síntesis de los ácidos nucleícos.

La información disponible a partir de otros de sus congéneres permite afirmar también que la Leptocarpina posee actividad citotóxica, apoptóica y quimiosensibilizadora sobre las células leucémicas y tumorales de distintas estirpes  asi también hipoglucemiante y que no presenta ningún tipo de efecto secundario ni a corto, ni a mediano plazo.

Cómo funciona:

Según los estudios el accionar de la Leptocarpina consiste en provocar un stress (una presión) en la célula enferma que inmediatamente activa los genes encargados de su reparación y de regular el ciclo celular del DNA.

El profesor del Departamento de Química de la Universidad Andrés Bello explica  que cuando no hay posibilidad de reparación entran a actuar los genes proapoptóticos (los genes que se encargan de la muerte celular) y los genes antiapoptóticas (cuya misión es mantener la célula viva). En los casos que predomina el gen proapoptotico, muere la célula. Sin embargo, lo significativo es que las células sanas no son afectadas por este sistema.

El profesor Martínez lo expone así: “La exposición de células a estrés genotóxico provoca la activación de la vía proteína quinasa (SAPK) e inducción de las enzimas de reparación del ADN y de proteínas reguladoras del ciclo celular, tales como p53 y p21waf1. La proteína supresora tumoral p53 transmite señales que activan la expresión génica p21waf1. La proteína p21waf1 entonces limita la progresión del ciclo celular, dejando así tiempo para que se produzca la reparación del ADN.

Documentación

Rolando Martinez. Universidad Andrés Bello, Santiago de Chile.

Medicina ancestral mapuche e investigación biotecnológica universitaria tras cura para el cáncer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *